Daniel Meneses, cantor a lo divino

DE IMPROVISO Y DE MEMORIA

"Los diablos son los mortales. La obra del poeta popular Daniel Meneses" es el título de la reciente publicación del Archivo de Literatura Oral y Tradiciones Populares de la Biblioteca Nacional y el Centro de Investigaciones Diego Barros Arana, que recoge la obra de una de los autores más prolíficos -y controvertidos- de la lira popular o literatura de cordel.

18/12/2008

Fuente: Centro de Investigaciones Diego Barros Arana

[!c:"Yo parece que he nacido Con inspiración de poeta, A este hermoso planeta Para hacerme distinguido, I si llego a ser vencido Seguiré moralizando. I otros libros estudiando Por hablar todo lo cierto, Juro de caerme muerto Si me la ganan cantando". Juramentos del poeta, Daniel Meneses]. Poeta religioso, crítico de la Iglesia y el clero; analfabeto hasta los 15 años, luego escritor autodidacta; arrogante y soberbio con sus pares, y devoto de la Virgen de Andacollo. Así era Daniel Meneses (1855-1909), cantor a lo divino oriundo de Choapa, en la Región de Coquimbo, uno de los poetas populares más prolíficos de la literatura de cordel entre fines del siglo XIX y comienzos del XX, y continuador de la tradición de Bernardino Guajardo, figura tutelar de la lira popular. Autor de miles de versos de las más diversas temáticas, Meneses es quien inspira el tercer volumen de la [!c:Colección de Documentos de Folklore], titulado [!c:Los diablos son los mortales...], serie de publicaciones que ya ha abordado y puesto a disposición del público la poesía popular de Rosa Araneda y Juan Bautista Peralta. En esta ocasión, los historiadores Micaela Navarrete, Jefa del [!N:www.dibam.cl/biblioteca_nacional/contenido.asp?id_contenido=236&id_submenu=394&id_menu=9 [!b:Archivo de Literatura Oral y Tradiciones Populares]] de la [!N:www.dibam.cl/biblioteca_nacional/index.asp?id_submenu=1073&id_menu=2 [!b:Biblioteca Nacional]], y Daniel Palma, académico de las universidades Arcis y Alberto Hurtado, se propusieron la compilación y estudio de la obra de una de las figuras más relevantes de esta expresión literaria en Chile, tanto por el volumen de su trabajo como por la cantidad de altercados que tuvo con sus pares, a quienes desafiaba a versear "de improviso y de memoria". A este último rasgo se atribuye, de hecho, la causa del ataque con arma de fuego del que fue víctima en 1844 y que le significó una parcial invalidez, ganándose con ello el apodo de "tullido", entre los muchos otros términos peyorativos con que los demás poetas se referían a él. No obstante, su actitud demasiado altiva no logró opacar su capacidad creativa. "Cantando lo humano y a lo divino, moviéndose con comodidad entre los versos por historia, por literatura o de puro amor, discurriendo sobre política nacional e internacional, sobre lo vivido y lo sufrido, preocupado de difundir su voz autorizada, Meneses fue, sin lugar a dudas, uno de los maestros del arte. Su obra, compuesta por un caudal inmenso de décimas, contrapuntos, diálogos, cantares, cuecas o brindis, lo convierte en un cronista extraordinario de sus tiempos", señala -en el prólogo- Daniel Palma. Micaela Navarrete, en tanto, centra su análisis en la poesía religiosa de Meneses y explica que para realizar esta compilación se recurrió a las tres colecciones de lira popular que existen en el país: las colecciones de Rodolfo Lenz y Alamiro de ávila, pertenecientes a la Biblioteca Nacional, y la colección de Raúl Amunátegui, en poder de la Universidad de Chile. Y adelanta que las próximas publicaciones de esta colección se dedicarán a la obra de los poetas populares Nicasio García y Adolfo Reyes. Esta publicación está a la venta en las librerías de LOM Editores y en el Archivo de Literatura Oral y Tradiciones Populares de la Biblioteca Nacional.

Recursos adicionales

Materias: Antropología