Presentación

CIEN VOCES ROMPEN EL SILENCIO

Más de un centenar de testimonios componen el trabajo realizado por el Regional Metropolitano de ex Presas y Presos Políticos, en un esfuerzo concreto y tangible por fortalecer la memoria histórica contra la instalación de la impunidad, el silencio y el olvido.

03/10/2008

Fuente: Centro de Investigaciones Diego Barros Arana

Con la presencia de la Directora de Bibliotecas, Archivos y Museos, Nivia Palma, el Centro de Investigaciones Diego Barros Arana presentó el libro Cien voces rompen el silencio. Testimonios de ex presas y presos políticos de la dictadura militar en Chile (1973-1990), obra que recoge más de un centenar de historias de vida de ciudadanas y ciudadanos que, leales al programa de gobierno de Salvador Allende, fueron privados de libertad y, en la mayoría de los casos, torturados por los organismos represivos del régimen autoritario. La presentación del libro estuvo a cargo de la sicóloga Elizabeth Lira, académica de la Universidad Alberto Hurtado y autora de numerosas publicaciones sobre la traumática historia reciente de nuestro país; Rafael Sagredo, historiador y director del Centro Barros Arana, y Wally Kunstman, presidenta del Regional Metropolitano de ex Presas y Presos Políticos, quien -junto a Victoria Torres- fue la responsable de la recopilación de los testimonios que dieron cuerpo a esta publicación. En el evento, realizado en la Sala América de la Biblioteca Nacional, los presentadores coincidieron en destacar el valor y aporte de Cien voces rompen el silencio en la construcción de una memoria histórica que permita a las nuevas generaciones aprender de los errores del pasado, además de evitar que violaciones a los Derechos Humanos de las personas, cualquiera sea su convicción política, se vuelvan a repetir. Es así como calificaron a esta publicación como "un libro necesario" para juzgar el pasado y aprender de él. Al mismo tiempo se destacó el valor de la recopilación testimonial: las historias que se recogen en este libro están encarnadas en personas con las que convivimos diariamente y son, finalmente, parte de una memoria que está viva, a pesar de todos los intentos por relegarla al olvido. Los testimonios de las víctimas de violaciones a los Derechos Humanos en dictadura hicieron, a fines de la década de los '70 y comienzos de los '80, que el drama social y humanitario que se vivía en el país fuera conocido en todo el mundo. Y hoy hacen hincapié en que la paz social no depende del silencio, el olvido y la impunidad.

Recursos adicionales

Materias: Antropología