La Milicia Republicana. Los civiles en armas. 1932-1936

imagen imagen_portada.jpg

Autor: Verónica Valdivia Ortiz de Zárate

Editorial: Centro de Investigaciones Diego Barros Arana (Dibam)

Año: 1932

Tipo de publicación: Libros

imagen mime_pdf.png Descargar3602.4kb

Fuente: Centro de Investigaciones Diego Barros Arana

  • Reseña

    Los años que van desde 1925 a 1932 son de especial interés para comprender el devenir del siglo XX chileno. Una profunda crisis institucional y política evidenciaba el colapso de las estructuras que sostuvieron a la política decimonónica las que, en el nuevo siglo, parecían tambalearse más de lo que la elite hubiera querido.
    El tormentoso fin del gobierno de Arturo Alessandri Palma, una nueva Constitución que figuraba en el papel pero no en la práctica, un presidente manipulado por Ibañez y luego su propia dictadura fueron el escenario de caos idea para que, junto a la crisis de 1929, derrumbara cual castillo de naipes las ideas de Estado y gobierno imperantes hasta ese entonces.
    Los confusos años de 1931 y 1932 no hicieron más que poner sobre la mesa que nuevas ideologías y nuevas formas de entender el poder buscaban su espacio en el escenario público.
    Es así como, tras la dictadura de Ibáñez hubo que volver a reestablecer las relaciones cívico-militares, manteniendo a estos últimos bajo el alero de la no intervención y no deliberación. Esa tarea no fue fácil y, para ello, Alessandri ya en su segundo gobierno, decide apoyar a la Milicia Republicana para poder enviar al ejército nuevamente a sus cuarteles.
    Los civiles cuestionado el monopolio de las armas de las Fuerzas Armadas y organizados en guardias cívicas tomaron las armas para velar tanto por sus intereses personales como por la defensa de valores cívicos.
    De esta coyuntura en particular y de las relaciones cívico militares en la primera mitad del siglo XX es de lo que Verónica Valdivia nos habla en el presente estudio.

Materias: Historia
Palabras clave: Sociedad y Cultura