Nueva publicación

La independencia de Brasil y la experiencia latinoamericana (1808-1822)

imagen imagen_portada.jpg

Del historiador brasileño João Paulo Pimenta

Autor: João Paulo Pimenta

Editorial: Centro de Investigaciones Diego Barros Arana (Dibam)

Año: 2017

Fuente: Centro de Investigaciones Diego Barros Arana

  • Reseña

    En prácticamente todo lo que se ha escrito con respecto a las independencias iberoamericanas y la formación de los estados nacionales hay referencias a elementos de reciprocidad entre los procesos luso e hispanoamericano, momentos en que las políticas de las dos metrópolis eran armónicas o conflictivas, transfiriendo cooperación o conflicto al espacio americano; situaciones en que proyectos políticos surgidos de alguna de las partes se hacían teniendo en cuenta la situación de los vecinos americanos; trayectorias personales de portugueses americanos que se cruzaban con la de españoles y viceversa. Las líneas tradicionales de interpretación historiográfica sobre Brasil destacaron un carácter presuntamente “pacífico” de los conflictos en torno a la independencia de este en el contexto iberoamericano del siglo XIX, así como el “sostenimiento” de una “integridad territorial” en contraste a la “desintegración” hispánica. 
    Oliveira Lima y Pandiá Calógeras, como también Caio Prado Júnior, Raimundo Faoro y Sérgio Buarque de Holanda, entre muchos otros, consagraron el enfoque de la singularidad del caso brasileño fundamentado en la supuesta ausencia de “violencia y conflictos armados que observamos en las demás colonias americanas”, que “se anarquizaron” y “se fragmentaron”, de manera que la América española habría proporcionado un ejemplo negativo a los constructores del Estado brasileño, advirtiéndoles la necesidad de evitar el mismo camino en la búsqueda de la cohesión y unidad. De este modo, tornándose ampliamente recurrente la idea de un paradigma negativo proporcionado a Brasil por la política hispanoamericana, la monarquía brasileña sería una negación de las repúblicas que la rodeaban, pues en su Constitución predominaba la negociación frente al conflicto, manteniendo así la unidad en vez de la dispersión.
    La principal tesis sustentada es que las transformaciones políticas en curso en la América española durante la crisis y disolución del Antiguo Régimen constituyeron un “espacio de experiencia” para el universo político lusoamericano, en gran medida responsable por las condiciones generales de proyección y consecución de “horizontes de expectativa” en la América portuguesa, de los cuales resultó un Brasil independiente, nacional, soberano, monárquico y esclavista. Este espacio de experiencia, a su vez, se inscribe en otro más amplio, el de las “revoluciones modernas” que, de acuerdo con los contemporáneos, tenía sus trazos más notables dados por la Revolución Francesa iniciada en 1789; pero, también podría englobar el movimiento de independencia de las colonias inglesas de la América del Norte, la formación de Haití y, más reciente, las conquistas de Napoleón Bonaparte.
    (Extracto de la introducción)

Materias: Historia
Palabras clave: Sociedad y Cultura
readspeaker